Sentimientos de derrota

Sentimientos de derrota

Los sentimientos que experimentamos mientras pasamos por situaciones dolorosas son difíciles de evitar, podemos intentar tomar fuerzas con amistades, con familia, con la pareja, pero en ocasiones parece que esos intentos no fueran suficientes, a veces pasa que ni con todas las palabras que nos dicen las personas cercanas a nosotros logran sacarnos de esa tristeza que estamos viviendo.

El sentimiento de derrota es uno de los primeros en aparecer cuando nos encontramos en una situación difícil de sobrellevar, donde por momentos parece que no hay solución, donde por mas paciencia que se intenta tener pareciera que no logramos conseguir estar tranquilos, donde a pesar que ponemos todo nuestro esfuerzo en confiar las cosas parecen no cambiar.

Tal vez hoy estas cansado de tu situación, con ganas de tirar la toalla y hasta has decidido rendirte ante eso que parece no tener fin, ese dolor grande que llevas en ocasiones hasta en silencio, porque crees que ni siquiera vale la pena contárselo a alguien, pero eso no es motivo para que pienses que estas derrotado, no hay una razón valida que te haga renunciar a tu fé, porque la fe es la seguridad de lo que hoy no ves, sea como sea el panorama, hasta la situación mas complicada en Dios tiene solución.

Siempre es dura una caída, duele verse un día golpeado por la vida y sufriendo por una vivencia inesperadamente dolorosa, pero eso no quiere decir que no podrás levantarte, tu dolor no es eterno, todo pasa, así como tuvo un comienzo también tiene un final, y ese final no es que te quedarás tirado para siempre, así como la noche llega y se va con el sol al amanecer, así mismo lo que hoy te provoca llanto pronto será alumbrado por un nuevo amanecer, un amanecer que Dios te regala por amor, y solo te pide algo a cambio, y eso es que tienes que seguir confiando.

Aun  a pesar que de tu caída y el dolor que te ha provocado, tu lugar no es estar tirado en el suelo, tu lugar no es el del rincón de los derrotados, ni el de los que han perdido todo, a ti te queda tu fé, y esas ganas que aunque a veces parecen escasas todavía tienes para salir adelante, tu tienes algo mas que te hace mantenerte de pie aunque por momentos has sentido que no puedes mas, es la esperanza que vive en tu corazón, el aliento que Dios te ha dado para que veas que hay una gran diferencia entre lo que parece cuando miras por el cristal del dolor y lo que es cuando te acercas a pedir su ayuda.

Deja los sentimientos de derrota para otra persona, tu tienes un privilegio mas grande y ese es el ser hijo de aquel que todo lo puede, que jamás ha perdido una sola batalla, Él ha vencido el dolor, la enfermedad y la misma muerte, Dios no conoce la derrota porque nunca la ha vivido y no dejara que tu, su hijo amado lo haga.

Autora: Maite Leija

Escrito para: www.mensajesdeanimo.com



Mensajes que puedan interesarte...

2 Comentarios

  1. Marí dice:

    Gracias por este artículo donde todo lo leído
    me ha emocionado.Una caída siempre es dura y
    muy dolorosa cuando nos toca vivir momentos inesperados,y no es fácil levantarse parece que
    se nos acaba la vida.Pero por encima de la pena
    y la tristeza que nos embarga está Dios que con
    su Poder infinito nos da ese aliento para poder
    renacer a la vida,siempre hay una luz que nos ilumina,porque es verdad Dios no quiere vernos derrotados.No es la mejor forma de agradecerle
    todo lo bueno que nos da en la vida.No es para
    perder la fe,es para confiar más en su amor y
    agradecerle que nos haga ver la luz de un nuevo
    amanecer.Gracias Padre del Gran Poder.

  2. Nuria dice:

    Yo sentimientos de derrota no quiero,me he sentido herida en momento que jamás llegué a pensar,por creer en personas que me dieron su amistad.Pero al cabo de un tiempo su rechazo fue fatal,lo que más a mi me importó quizás fue esa humillación que sin venir a cuento el corazón me lastimó.Si Él Señor venció su muerte,¡porque no voy a vencer yo esos obstáculos! que nada tienen que ver con lo que siento yo por él amor de Dios.Eso aun me ha dado más fuerza para no perder mi fe,cosa que agradezco al Señor del gran Poder que no me ha hecho decaer.Y agradar con mi amor por un nuevo amanecer.Por eso te pido Tú ayuda para crecer en mi fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Automatic Plugins by Web Design